Conflicto EEUU-Irán; el polvorín que amenaza la paz mundial

Inicio del conflicto

Una amenaza de proporción mundial se cierne sobre Medio Oriente y América, específicamente entre los Estados Unidos de Norteamérica e Irán, sin embargo, activamente se han involucrado en el conflicto la nación de Israel, aliado de los americanos; e Iraq, aliado de los persas. Las tensiones entre estos países ha venido en aumento desde hace varias décadas, y muy especialmente desde que Irán reveló su trabajo con uranio enriquecido, material indispensable para la creación de armas nucleares de última generación. El conflicto inicia específicamente cuando en el día 3 de enero del presente año, un ataque aéreo americano, llevado a cabo por un drone bombardero, abrió fuego contra Qasem Soleimani, el más importante General iraní y el comandante de las fuerzas Qud, una fuerza élite islámica, que ha llevado a cabo misiones fuera de las fronteras persas. Soleimani fue dado de baja en territorio iraquí, bajo el argumento de que este realizaba acciones terroristas, y planificaba un inminente ataque a los Estados Unidos.


Consecuencias del ataque estadounidense

La misión autorizada por el mismo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha causado controversia no solo en Medio Oriente, sino también en su propia nación, ya que fue una acción tomada sin consultar con los parlamentarios demócratas, quienes han manifestado su desacuerdo rotundo contra el ataque, ya que representa una amenaza a la seguridad de los Estados Unidos, ya que la nación persa, ha dado un comunicado oficial en el cual han jurado una venganza severa que se llevará a cabo en poco tiempo. En uno de los pináculos de una de las mezquitas iraníes, se ha izado por primera vez, una bandera roja, que representa la venganza contra el asesinato de Soleimani, y con la cual hacen un llamado a las naciones árabes a un Jihad en contra de los americanos. Ante esto, el mundo ha entrado en alerta máxima, ya que las alianzas que ambas partes poseen, y el poder nuclear de ambas naciones, ha hecho que incluso la Unión Europea se pronuncie al respecto haciendo un llamado al acuerdo. Sin embargo, ninguno de los dos países ha mostrado hasta ahora ninguna intención de retractarse, sino que por el contrario, Donald Trump, aún con el descontento de gran parte de su país; ha redoblado las tropas enviadas a sus bases en Medio Oriente, mientras que Irán ha reiterado en diferentes oportunidades una venganza inminente y sin precedentes contra los Estados Unidos.

¿Una estrategia de Trump a pocos días de su juicio político?

Una de las teorías que se manejan en los principales medios de comunicación, es la idea de que Donald Trump haya realizado el ataque como una manera de desviar la atención del juicio político que está por atravesar. Trum ha sido acusado por los demócratas del congreso, de abuso de poder, basados en supuestas llamadas realizadas a su homólogo ucraniano, durante su campaña presidencial para obtener información ilegal de sus contrincantes y usarlo a su favor. Se presume que Trump habría negociado con el gobernante de Ucrania de forma ilegal, aunque el mandatario norteamericano ha negado las acusaciones. Sea como sea, aparentemente no fue una buena jugada, ya que gran parte de los estadounidenses se encuentran en desacuerdo e incluso preocupados por la amenaza de una guerra sin precedentes entre su país y la nación árabe.

El mundo a la expectativa

Ante Esto los precios del crudo mundial ha incrementado, y las tensiones económicas aumentan. Los dos extremos del planeta están ahora mismo tomando previsiones para una guerra, y en el mundo se puede sentir el miedo colectivo que representa el uso de armamento nuclear. Esto sin duda, es la principal preocupación, ya que el potencial nuclear que se maneja hoy en día, es muy diferente al que el mundo conoció en 1945 en el bombardeo a Japón. Hoy en día la amenaza nuclear es una de las razones por la cual varias naciones se han pronunciado con preocupación, haciendo un reiterado llamado a la paz y a la negociación entre las partes involucradas en el conflicto. Donald Trump ha enfatizado que es capaz de cometer crímenes de guerra si Irán cumple sus amenazas, en donde el mandatario norteamericano ha dicho que está dispuesto a bombardear objetivos culturales iraníes si la nación persa se atreve a atacar sus bases, intereses o aliados; algo que está prohibido en los códigos internacionales. El mundo está a la expectativa, nervioso y a la espera de lo que se pueda desencadenar en los próximos días este conflicto. Mientras tanto, más y más tropas están siendo movilizadas desde los Estados Unidos hacia Medio Oriente, además de material militar de última generación, como preparación ante una escalada bélica.

La decisión está tomada, y aparentemente no hay vuelta atrás. Por un lado no existe el arrepentimiento, por otro lado la venganza está asegurada. Los próximos días serán decisivos para lo que será el desarrollo y conclusión de esta conflagración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: