COVID-19: ¿Mutación o Creación?

Para bien o para mal, el Coronavirus se ha vuelto en el principal protagonista, o más bien, antagonista del año 2020. En la actualidad, todos los continentes del mundo tienen infectados por esta enfermedad que hasta el día de hoy, no tiene cura, en los casos que se complican. El internet, y las redes sociales, han sido la principal autopista por donde ha corrido toda la información acerca del virus tanto oficial como no oficial, en donde esta última, es a la que la mayoría de las personas, prestan la mayor atención. No cabe duda que existe amarillismo en muchas de las noticias que se publican a diario del Coronavirus, pero tampoco se puede negar que es la vía más eficiente para la transmisión de la información, ya que son muchas las personas que prefieren no creer o por lo menos no confiar al 100% en lo que los medios oficiales de cada país muestran a la opinión pública, ya que muchos son los que afirman que no es información veraz y que los gobiernos ocultan en parte la verdad del daño causado por el Covid-19.

El Coronavirus y las teorías de conspiración

En medio de la avalancha de información que circula por las redes, se han producido, como era de esperarse, una serie de diversas teorías de conspiración que giran alrededor de la pandemia, y muy especialmente de su origen. Concretamente, son muchos los que creen que tal virus no corresponde a una mutación de los virus corona, como oficialmente se ha dicho, sino que se trata de un tipo de virus que ha sido cuidadosamente estudiado y producido en el interior de un laboratorio en las profundidades de China. Hay quienes incluso, afirman que esto no es más que una estrategia no convencional del gobierno del gigante asiático, en una búsqueda  de equilibrar la balanza de la población. Esta teoría nace de la base de que este país posee una gran cantidad de población en las ciudades principales, llegando a tener un exceso de la misma, agotando rápidamente los recursos de las ciudades y representando un verdadero problema en las inversiones públicas que cada año se multiplican. Se sabe que en China existen políticas que limitan la cantidad de hijos que una familia puede tener de acuerdo en el lugar donde viven; todo con la finalidad de frenar el crecimiento poblacional descontrolado.

COVID-19 desde el microscopio

Coronavirus, un mecanismo de control político, financiero y poblacional

El Covid-19 vendría a ser algo así como una especie de mecanismo de purga, disfrazado de pandemia para eliminar a parte de la población, especialmente a aquellos de la tercera edad o personas enfermas, que en términos políticos, representan una carga para el Estado, ya que no son tan productivos como los jóvenes. Y es justamente en estas personas en donde el Coronavirus ha demostrado ser más letal, haciendo que cientos de personas perezcan por día en el país asiático. Eso por una parte; por otro lado, esta teoría de conspiración también afirma que el Covid-19 es también una colosal estrategia sucia mercantil, ya que la bolsa de valores a nivel mundial se ha visto gravemente afectada, y esto está generando una crisis económica y desatado una furia vendedora por parte de los accionistas que no soportan ver más sus acciones cayendo. Pero eso no es lo más aterrador del asunto, sino que recientemente, el gobierno y accionistas chinos han hecho una compra masiva de acciones importantes alrededor del mundo, haciéndose con una parte jugosa de empresas multinacionales y transnacionales, comprándolas a precios muy bajos, asegurando una ganancia multimillonaria después que pase la pandemia. Se puede decir que hoy en día, China tiene una parte en empresas de prácticamente todo el mundo, con lo que en términos políticos y comerciales, es sin lugar a duda una jugada maestra.

Bolsa de Valores de Nueva York en Wall Street

La censura mediática en China

Por alguna razón la censura en China se ha intensificado. Hace décadas que este país se encuentra bajo un gobierno de tendencias de izquierda, fundamentado en una especie de comunismo evolucionado o neocomunismo, que ha ajustado sus políticas permitiendo en cierta medida la inversión privada pero sin que el Estado pierda poder en la toma de decisiones o acciones a nivel económico. Es bien sabido que China es uno de los países con un sistema de censura mediática más avanzada del planeta, permitiendo prácticamente al Estado meterse en las habitaciones de cada habitante a través de sus ordenadores, espiando cada uno de los movimientos, sitios que visita, comentarios hechos en redes sociales, entre otras cosas, en las que está terminantemente prohibido hablar mal del gobierno o del partido. Estos delitos son castigados con prisión e incluso algunos aseguran que detrás del velo de la legitimidad, se han llegado a realizar torturas en búsqueda de información que lleve a cualquiera que se considere enemigo del régimen.

Es decir, que en términos políticos, el gobierno chino no cuenta con la confianza de gran parte de sus habitantes, y de hecho son muchos los países quienes se han pronunciado oficialmente exigiéndoles que muestren la verdad y la realidad de los casos de contagios, muertes y otros datos relevantes correspondientes al Coronavirus en ese país. Sin embargo, oficialmente no se han hecho declaraciones por parte del gobierno Chino en respuesta a estos pedidos. La censura, la falta de información oficial, entre otras cosas, han despertado la suspicacia de muchas personas, que terminan posteriormente, creyendo viables, la posibilidad de que tal vez China, haya creado este virus en un laboratorio con el fin de afirmar el control no solamente en su nación, sino fuera de sus fronteras, especialmente en el aspecto político y comercial, que termine afianzándolo como una potencia para esta nueva década del siglo XXI.

No cabe duda que es una teoría que con el paso del tiempo, cobra más sentido para muchas personas, quienes aseguran que los habitantes de este continentes, han mantenido sus costumbres culinarias desde hace generaciones, y sin embargo nunca se había experimentado un brote viral de estas magnitudes por causa de un microorganismo alojado en uno de los animales que estos consideran comida. Si bien es cierto que el Coronavirus ha sido una pandemia con community manager, que ha permitido casi seguirle el ritmo en tiempo real desde la comodidad de tu casa a través del internet, es innegable que este mismo virus tiene un lado misterioso que no termina de desvelarse, y que es posible que nunca lo haga. Mientras tanto, las personas solo pueden hacer teorías al respecto, mientras a lo largo del mundo, cada día, son más las personas que caen presa de este virus, capaz de dejar a quien lo padece con una falta desesperante de oxígeno que lo acerca progresivamente a la muerte. El Coronavirus, o Neumonía de Wuhan, como también se le conoce, es sin duda uno de los acontecimientos más significativos, lamentables y apocalípticos que la humanidad ha vivido en los tiempos modernos, después de la II Guerra Mundial.

Y tú, ¿qué opinas al respecto? ¿Es el COVOD-19 uno de tantos virus corona que ha mutado, o es el resultado de una creación estudiada y premeditada como una medida de control político y financiero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: