Emprender en tiempos de crisis, una oportunidad en la dificultad

Para muchas personas, tal vez la mayoría, la crisis es como una nube negra de tormenta que hace virtualmente casi imposible pensar en un emprendimiento que permita sortear el momento difícil y mantenerte a flote financieramente. En este post veremos algunas estrategias y consejos para sacarle el mejor provecho a la crisis.


¿Qué hacer en momentos de crisis?

Si bien es cierto que la crisis es capaz de arruinar a gran parte de la población, también es verdad que sí es posible salir adelante, la crisis representa, aunque no lo creas, una oportunidad indiscutible, y de hecho, puede ser el  momento ideal para comenzar tu propio negocio. Si tu país se encuentra en crisis, lo primero y más importante que debes tener en cuenta, es que hay que ponerse en acción lo antes posible, tu situación económica no mejorará por sí sola, y tampoco puedes dejar tu futuro en manos de otras personas.

Confused man and question marks. 3d rendered illustration.

Uno de los retos más notables de esto será sobreponerte a las situaciones externas, es esencial mantener el enfoque y no dejar de luchar por lo que quieres, debes ser proactivo y no esperar que la crisis se vaya por sí misma, pues tal vez, la crisis no se vaya nunca. Investiga, sé innovador y algo muy importante a tener en cuenta es que bajo ninguna circunstancia mantengas tu dinero estancado en una cuenta, debes darle movimiento constante, lo que nos lleva al siguiente punto.


¿Se puede invertir en tiempos de crisis?

A primera vista puedes pensar que es una completa locura invertir tu dinero en tiempos donde la economía está fallando, pero esa es una visión muy superficial. En tiempos de crisis, la inversión debe ser constante. Puedes invertir en ti mismo, por medio de cursos, estudios, o cualquier otro elemento que te ayude a obtener un conocimiento del cual puedas sacarle provecho económico después. De hecho, este es el momento ideal para invertir en tu propio negocio.

En la crisis, no puedes depender de terceras personas, debes valerte por ti mismo y crear tu propia riqueza. No necesitas tener una idea revolucionaria para comenzar una empresa, de hecho la inversión puede ser más sencilla. Una opción ampliamente recomendada es que puedas elaborar un producto o un servicio a personas del llamado “sector del lujo”, un sector de la sociedad que, lo creas o no, nunca está en crisis. Puedes ofrecer un producto o servicio básico, como comida, reparaciones, etc. Otra opción puede ser invertir en una franquicia, es decir, una cadena comercial de alguna marca conocida y establecerla en tu zona.

La idea de la inversión es identificar una necesidad en la sociedad, para de esta manera crear un producto o servicio que satisfaga esa necesidad, esto hará que tenga una buena demanda y te garantice buenos activos; debes dar garantía de ese servicio, es decir, que siempre haya disponibilidad del mismo; y por supuesto, debes realizar un trabajo que sea mejor que el de la competencia.


¿Y qué sucede si además hay inflación?

La inflación se produce cuando el valor de la moneda local disminuye su valor a tal punto que su principal consecuencia, entre otras, es el encarecimiento de los productos y servicios básicos de la sociedad. La inflación no solamente genera crisis, sino que además se devora tus ahorros. ¿Cómo emprender en una crisis inflacionaria?

Lo esencial es, como ya dije antes, lo importante es no tener dinero represado en una cuenta o inactivo, pues cada vez valdrá menos. En este momento es cuando debes comprar activos, es decir, cualquier producto o bien que te permita ahorrar tu dinero en productos que puedas vender en el mercado posteriormente; pues en la inflación, el dinero disminuye su valor, y los bienes aumentan. En este caso puedes intentar invertir en metales preciosos como oro o plata, comprar mobiliarios o si es posible inmobiliarios. Otra de las estrategias, que de hecho es muy recomendable, es la compra de moneda extranjera o divisas, esto te permite ahorrar y tener un capital a salvo de la devaluación, con el cual poder invertir en tu propio negocio.

Lo que quiero decirte es, que la crisis puede ser la oportunidad que estabas esperando para comenzar tu emprendimiento, tu propia empresa y tu estabilidad financiera y económica; recuerda, la diferencia está en la actitud con la que asumas el momento difícil, así que ¡ponte en marcha! Y comienza hoy a desarrollar un plan de futuro, porque en la crisis, también es posible emprender.

Si te ha servido este post, y ter ha gustado su contenido, no olvides compartir con tus amigos, para que ellos también puedan animarse a crear un mejor porvenir a pesar de las dificultades. Si tienes alguna otra estrategia que te haya servido a emprender en tiempos de crisis, te invito a que nos cuentes en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: