¿Toallas o Tampones? ¿Cuál debo elegir?

La menstruación es un proceso biológico normal de todas las mujeres, en el cual debemos soportar los molestos malestares menstruales; que afectan a lo largo de nuestras vidas, por eso siempre buscamos la mejor comodidad y bienestar para eso días. Que esos días no cambien lo mejor de ti, protegernos, sentirnos cómodas y frescas es el primer paso para no detener tus rutinas diarias, elige la opción que más te favorezca y sigue siendo la mujer activa de todos los días. Tenemos a nuestro alcance tres presentaciones de protección menstrual más fiables hasta ahora en el mercado, las cuales se adaptan a todos los gustos, situación económica y cultura.

¿Cuáles son los métodos de protección menstrual?

Toallas sanitarias: Es el método más antiguo, sencillo y económico, que brinda a la mujer la protección necesaria para esos días incómodos de la menstruación. Se trata de un absorbente de fluidos que se adapta perfectamente a tu ropa interior, de este modo recibe todo el flujo menstrual. Por su uso externo lo podemos retirar y colocar uno nuevo en cualquier sanitario.

Ventajas de toallas sanitarias

Son económicas.
Se ajustan a la ropa interior.
Sabes cuando cambiarlas.
Diferentes tamaños (depende de la cantidad de fluidos).
Son de uso externo.
Ideales para sangrado post parto.
Fácil de cambiar.

Desventajas de las toallas sanitarias

Puede provocar cáncer de ovario o cérvix.
Irritan con mucha frecuencia.
Se ruedan con facilidad causando accidentes..
Pueden causar alergias, ya que algunas contienen aromas y alcoholes.
Te mantienen húmeda siempre.
Causan infección fácilmente.
Producen mal olor.
Muchas veces no pasa desapercibida.

Tampones: Es un artículo de higiene femenina creado para absorber el flujo menstrual, se trata de un dispositivo que está elaborado en forma de tuvo, comprimido con materiales absorbentes y es recubierto con una malla. Los tampones pueden venir con aplicador o sin aplicador, esto va a variar dependiendo tu gusto a la hora de comprarlos. A pesar de no ser un método tan innovador, actualmente su uso ha sido más frecuente por las féminas que no pueden darse el lujo de paralizar su rutina diaria. Por su discreta colocación es fácil de emplear con cualquier tipo de ropa: (ajustada, de gym, e incluso con traje de baño), este dispositivo brinda mayor comodidad y protección al momento de realizar ejercicios u otras rutinas que ameriten esfuerzo físico.

Ventajas de los tampones

Son discretos.
No hacen contacto con la zona púbica.
No produce mal olor, ya que este se da cuando la sangre menstrual tiene contacto con el aire exterior.
Fáciles de llevar.
Se disminuye el riesgo de accidentes por manchas.
Puede usar con ropa clara y ajustada.
Suele retirarse fácilmente.
Puedes ir a la playa o a la piscina y no se mojará.
No se mueven de sitio.
Son de uso interno.
Puedes orinar sin extraerlo.

Desventajas de los tampones

Al contrario de las toallas, estos no están disponibles en tiendas pequeñas (bodegas, abastos)
Su colocación al principio puede ser un poco incomoda
Como retiene el flujo puede causar infecciones
Su uso prolongado es causante de irritación y otras molestias
La colocación incorrecta del dispositivo puede causar lesiones internas en la vagina
La primera vez que lo usas se te hará complicado ponerlo correctamente

Mitos sobre el uso de los tampones

“Duele al introducir” no debería, quizá se debe probar con otro tipo de tampones con o sin aplicador para lograr el más conveniente para ti.
“Al usar pierdes la virginidad” falso, de echo se puede usar desde la primera menstruación y no pasa nada.
“Debo quitarme el tampón cada vez que vaya a orinar” no, basta con introducir el hilo en la vagina o apartarlo a un lado para no mojarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: