Venezuela, el centro de una tensión mundial; ¿podría generar una guerra?

La crisis en Venezuela se ha vuelto titular de rating internacional; y no es para menos, pues esta pequeña nación ha logrado reavivar tensiones entre potencias económicas y militares de la talla de los Estados Unidos de Norteamérica y Rusia, entre otros países que también se han involucrado. Pero… ¿podría desencadenar una guerra?

La crisis Venezolana

Venezuela es un país caribeño ubicado al norte de Suramérica, se trata de una nación que a lo largo de los años ha sido reconocida por su potencial petrolero, el cual llegó a su máximo esplendor en lo que se denominó en la historia reciente como el Boom Petrolero de 2004-2005, tiempo en el cual un barril de crudo alcanzó los 100$, en un momento en donde las exportaciones diarias ascendían a millones de barriles. No obstante el mal manejo de recursos y la corrupción rampante de entonces, atribuida a sectores políticos de una neoizquierda que gobierna actualmente; ha causado prácticamente la quiebra de lo que habría sido la nación con mayores riquezas en recursos de Latinoamérica.

Luego de esos años de bonanza en la década pasada, se pasó a un déficit económico sin precedentes en la historia venezolana, la corrupción y la drástica caída de los precios del petróleo venezolano, fueron la receta para la destrucción financiera de la nación. Actualmente, el país atraviesa la peor crisis de su historia, que ha sobrepasado el área económica, y ha contaminado como un virus a la sociedad y los valores, desencadenando un nivel de violencia inédito en el hemisferio, convirtiéndose en una crisis humanitaria que ha parido la mayor migración de la historia contemporánea del continente, de personas que buscan huir de la miseria y de la incertidumbre.

Resultado de imagen para nicolas maduro
Nicolás Maduro, Líder de la Revolución Bolivariana

El conflicto venezolano interno

En la actualidad, Venezuela está en ebullición constante y en una situación política peculiar. Finalizado el primer periodo presidencial de Nicolás Maduro, representante de la llamada “Revoluvión Bolivariana”, tras un proceso electoral ampliamente criticado por las faltas de garantías, y por el supuesto fraude elaborado desde el Concejo Nacional Electoral, claramente parcializado; la oposición venezolana y una gran cantidad de venezolanos se han volcado a las calles en señal de protesta y de desconocimiento a lo que se ha considerado el “Régimen Socialista” dirigido por Maduro y una élite militar abiertamente oficialista que ha reprimido brutalmente las manifestaciones dejando una lista larga de heridos, detenidos, torturados y fallecidos durante las protestas.

Desde 2017 las protestas se han multiplicado y han tomado más fuerza en lo que va de 2019, luego de que la Asamblea Nacional con mayoría opositora, desconociera el nuevo mandato de Nicolás Maduro el pasado 10 de Enero; y estableciera un Presidente Encargado llamado Juan Guaidó, apoyándose en el artículo 233 de la constitución nacional, el cual al día de hoy cuenta con un amplio reconocimiento mundial que ha llegado hasta la OEA y la ONU.


La tensión Internacional

Venezuela es el país con la mayor cantidad de Generales militares del continente, en donde casi todos, responden a la parcialidad política del régimen. El apoyo militar de Rusia y Cuba, sumado a fuerzas paramilitares como el ELN de Colombia y las fuerzas terroristas de Hezbollah, han disparado la alerta de seguridad de los Estados Unidos, que ha llevado a las potencias involucradas a un cruce de palabras poco amistosas y a amenazas sutiles que han puesto nerviosos a más de uno. El grueso de las fuerzas armadas de Venezuela responde al llamado de Nicolás Maduro, lo que pone en una situación compleja a los Estados Unidos y sus aliados. Por otra parte aun nadie se ha atrevido a dar el paso militar, y muchos afirman que tal vez sea por temor a las consecuencias; de hecho, algunos más osados se atreven a hablar de un conflicto internacional si la tensión crece y alguna fuerza militar interviene.

Imagen relacionada
Donald Trump, presidente de los EE.UU

¿Podría el conflicto Venezolano desencadenar una guerra entre naciones?

A primera vista parece una idea descabellada, pero si hacemos un ejercicio simple de recuento de los acontecimientos, nos podemos encontrar con los anuncios dados por Estados Unidos, Brasil, Israel y la Unión Europea en apoyo a la Asamblea Nacional y a Juan Guaidó; y por otro lado tenemos a Rusia,  Turquía, Irán y China; de donde Rusia ha sido más contundente a la hora de hablar de una escalada militar en ese país. Es difícil pensar que un país tan pequeño pueda generar un conflicto de talla mundial, pero hay recursos en juego, posiciones estratégicas y alianzas indispensables que están sobre el tapete y que no quieren ser desamparadas por ninguno. La Primera Guerra mundial fue por Serbia, La segunda Guerra Mundial por Polonia, países que a primera vista nadie consideraba importante, el resto, es historia…

La realidad es, que como diría  Hiram Johnson “En la Guerra, la primera baja es la verdad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: